Bank of America renegocia con Gobierno Federal reducciones de capital

bank of america


Cuando la solución al fraude de la ejecución hipotecaria - que ahora se llama Acuerdo Nacional de Liquidación de Hipotecas, - se alcanzó en febrero, los críticos dijeron que los términos del acuerdo castigaban poco a los prestamistas infractores, que estaban en el centro de los procesos de ejecuciones hipotecarias fraudulentas o ayudaban solo aquellos que tuvieran hipotecas por encima del valor de las casas.

Ahora, esos mismos críticos, probablemente aprobarán - al menos en parte- un nuevo acuerdo entre un importante banco y el Gobierno, que podría ayudar a las pre-ejecuciones hipotecarias y a los propietarios de viviendas por debajo del valor de las hipotecas.

Recientemente se ha anunciado que el Bank of América y el Gobierno Federal han llegado a un acuerdo por el que se aplicarían penas menores por el fraude y el abuso a cambio de grandes reducciones en el saldo capital de las hipotecas de miles de propietarios que tienen sus préstamos en Bank of América. El banco, uno de los cinco principales prestamistas que firmaron, en febrero, el Acuerdo Nacional de Liquidación de Hipotecas de 25 mil millones de dólares, en esencia se comprometió a hacer profundos recortes en los saldos de las hipotecas existentes, de más de 200.000 hogares.

A cambio, el banco tendrá mayores posibilidades de evitar el pago de 850 millones de dólares en sanciones impuestas por los términos del acuerdo original.

Bajo los nuevos términos, de acuerdo con Bank of América, los prestatarios calificados podrán recibir una reducción del saldo capital de su hipoteca de un promedio de más de 100.000$. Una reducción sustancialmente mayor que la media de 20.000$ otorgados por los 5 principales prestamistas, a un 5% de las hipotecas por encima del valor de la propiedad totales, en base al acuerdo.

No todos los críticos consideran que esta es una buena medida. Estas reducciones se han criticado porque suponen seguir ayudando a lo bancos, ya que es probable que esta reducción se verá recompensada para los prestamistas, ya que serán más asequibles para los propietarios. En este caso, la medida solo servirá para aumentar sus posibilidades y no supondrá ningún castigo a los prestamistas ni evitará que se repitan las mismas conductas que llevaron a la negligencia, malversación y fraude, la primera vez.

Sin embargo, a parte de las dudas y las controversias que rodean el acuerdo, la posibilidad de ofrecer reducciones adicionales a los propietarios de viviendas que tienen que afrontar saldos excesivos, sin duda, se ve como algo positivo que podría evitar un aumento de ejecuciones hipotecarias en el mercado. Queda todavía en el aire la cuestión de si podrán calificar muchos de los propietarios, pero sin duda es más probable que puedan recibir más ayudas que las que conseguirían hasta ahora en los términos alcanzados el mes pasado.

Was this information helpful? Then help us by sharing:

Deje una Respuesta

disclaimer